#ExperienciaUNLVirtual

Entrevista a Mercedes Modenesi y Sergio Barrionuevo recientes graduados de la Tecnicatura en Videojuegos

#ExperienciaUNLVirtual

Mercedes Modenesi vive en Rafaela, provincia de Santa Fe y Sergio Barrionuevo, en la localidad de Ciudadela de la provincia de Buenos Aires. Ambos realizaron en equipo el proyecto final de la Tecnicatura en Diseño y Programación de Videojuegos que ofrece la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas a través del Sistema UNLVirtual.

Mercedes Modenesi vive en la ciudad de Rafaela (Santa Fe) y junto a Sergio Barrionuevo de la localidad de Ciudadela (Buenos Aires), expusieron su proyecto final de la Tecnicatura en Diseño y Programación de Videojuegos que ofrece la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas a través del Sistema UNLVirtual en el mes de julio de 2018. De esta forma, Mercedes se convirtió en la primera graduada mujer de la Tecnicatura. 

El equipo docente de la Tecnicatura, conformado por Sebastián Teitelman (director), Alejandro Fort Villa y Walter Sotil (tutores), consideran que la aprobación de este proyecto final marca un hito significativo, no sólo porque Mercedes es la primera mujer graduada, sino también porque es la segunda vez que un trabajo final se realiza en equipo, con dos estudiantes de diferentes edades y ciudades de procedencia.

 

UNLVirtual: la oportunidad de estudiar desde tu lugar

-¿Cuándo comenzaron a estudiar en UNLVirtual? ¿Por qué elegieron estudiar a distancia?

Sergio: -Comencé el cursado en el 2014. Me interesó la propuesta principalmente y la modalidad a distancia me permitía cursar después del trabajo sin tener que acomodar horarios para poder asistir a un aula.

Mercedes: -Al igual que Sergio, arrancamos el mismo año. Creo que lo elegí por la comodidad de estudiar desde casa y en los horarios que podía.

-¿Qué opinan de la modalidad a virtual que brinda UNLVirtual? ¿Qué oportunidades les brindó estudiar en UNLVirtual?

S: -La modalidad a distancia me parece genial. En lo personal me permitió manejar mis propios horarios, estudiar desde mi casa y conocer gente de todo el país con las que compartía experiencias y gustos.

M: -Fue interesante que, desde la coordinación de la carrera, propusieron actividades para poder reunirte con compañeros más allá de hablar por las redes sociales o por el aula. De esta forma, nos conocemos un poco más, ya que desde en el primer año coincidimos con varios compañeros al momento de rendir.

El desafío de programar Videojuegos

– ¿Cuál fue y es su relación con los Videojuegos? ¿Qué cambió cuando tuvieron la oportunidad de crear sus propios juegos?

S: -Tengo 38 años, juego desde hace más de 30. Desde una Atari 2600, que me regalaron de chico, pasé por muchas generaciones de consolas y PCs. Pude experimentar la evolución del medio desde una novedad de entretenimiento a la industria multimillonaria que es hoy en día.

Creo que el cambio más importante se dió en la capacidad de apreciar los juegos en otro nivel. Admirar la innovación técnica y de diseño de muchos desarrolladores, entender la complejidad de muchos sistemas de juego simples en apariencia y encontrar inspiración para proyectos propios.

 

M: -Como dije antes, desde chica me crié con la consola de una amiga. La primera que jugamos fue una super Nintendo, allá por el 1998 (acá en mi ciudad llegaba todo bastante tarde). Y mi papá nos dió una computadora para mis hermanas que apenas corría un Space Invaders. Con los años me fui actualizando para tratar de estar al nivel de los juegos que ofrece ahora la industria, no juego tanto tiempo como antes, pero me gusta dedicarle cierto tiempo a entretenerme.

Para mí la carrera me cambió la mirada a los videojuegos. No es solamente agarrar un joystick o mouse y jugar, es mucho más que eso. Es analizar cada detalle del juego, su mecánica, la inteligencia, el por qué de cada cosa. Entender la historia, que por más simple que sea el juego, detrás de eso hay algo para contar.

– ¿Cuáles fueron los desafíos que se les presentaron a lo largo de la Tecnicatura?

S: -Yo tenía una base de programación que me facilitó bastante ese aspecto, de todas maneras el material dado no asume ningún conocimiento previo sobre la materia y se explica todo paso a paso muy bien. Además de poder consultar en cualquier momento con los docentes o mismo con compañeros lo cual genera una dinámica interesante.

En lo personal, los desafíos más grandes vinieron de la parte conceptual. Aprender a manejar la escala de un proyecto, gestionar los recursos (presupuesto, tiempo) y lograr entender e implementar cuestiones más abstractas del diseño.

M: -Un desafío que no lo fue tanto, pero creo que es algo general, es sentarse a estudiar. Como uno no tiene la obligación de ir a cursar, lo que más cuesta es arrancar a hacerlo. Tenés que encontrar tu tiempo y concentrarte en hacerlo. Una vez que agarraste el ritmo y que la carrera te atrapó esperás cada apunte que suben al aula virtual.

Y al igual que Sergio también vinieron los desafíos grandes más adelante, cuando queríamos encarar nuestros proyectos de manera más seria.

– ¿Qué aportes a su perfil profesional creen que significó este logro personal en el Nivel Universitario?

S: -Además de los conocimientos y el lenguaje técnico, que es vital dada la naturaleza interdisciplinaria de los videojuegos, me parece muy interesante la dinámica de grupo que se da durante la cursada entre docentes y compañeros en la que uno expone ideas y las defiende o replantea según corresponda, aceptando críticas y sugerencias. Me parece una herramienta importantísima que suma mucho a la hora de desenvolverse en un grupo de trabajo.

M: -En primer lugar, generó que me pregunten, varias veces, si era de verdad que estudié para hacer videojuegos y llamó la atención.

La modalidad que tiene la carrera creo que está adaptada al 100% de lo que es la industria hoy de los videojuegos. El trabajo en la oficina en cuanto a programación/informática lentamente va desapareciendo y siendo reemplazada por el homeoffice. Aprender a conectarte y entender a tus compañeros a través de chats o videollamadas favoreció mucho la manera de comunicación para mi actual trabajo.Y resalto lo que dijo Sergio, la participación activa entre todos, exponer a tus compañeros y profesores para obtener un feedback constructivo e intercambiar ideas o puntos de vista.

Sam Paws. Around the world: su proyecto final

– ¿Cómo decidieron trabajar en equipo?

S: -Nos conocimos al comienzo de la carrera y ya habíamos hablado sobre trabajar juntos en algún proyecto futuro. Al momento de encarar el proyecto final de la carrera vimos que en la consigna se daba la posibilidad de presentar el trabajo en equipo y nos pareció una buena oportunidad.

¿Cuál fue su experiencia? Oportunidades y dificultades que se les presentaron.

S: -La experiencia fue positiva, sin dudas. Generalmente uno está acostumbrado a trabajar solo, a manejar los tiempos, prioridades, etc. y suma mucho al proyecto el feedback constante de un compañero. También aprendimos mucho sobre la importancia de la comunicación a la hora de plasmar conceptos. A pesar de compartir lenguaje técnico, varias veces nos encontramos con situaciones en las que los dos estábamos convencidos de haberle explicado al otro claramente una idea solo para darnos cuenta más adelante que no era así. Se aprende mucho de trabajar en equipo.

– ¿Cuál es el principal objetivo del juego? ¿Cómo surgió la idea?

S: -El juego es un runner 2D para Andriod. El personaje, Sam Paws, es un gato muy viajero, y le gusta recorrer diferentes ciudades del mundo saltando los techos de los edificios esquivando obstáculos y recolectando monedas y pescados para poder seguir adelante con su viaje.

La idea fue cambiando a medida que nos íbamos entendiendo, comenzó siendo un chef, después un ninja y terminó siendo un gatito simpático. Hay muchos juegos de este tipo, eso no lo podemos negar. Pero le vemos potencial para los chicos, es un juego simple pero hace que presten más atención a la hora de jugar, no es algo que termine siendo mecánico y aburrido. Queremos explotar un poco más la mecánica del juego para darle una vuelta de rosca.

– ¿Cuáles son sus proyectos a futuro?

S: -En este momento la intención es tener nuestro juego, Sam Paws. Around the world, publicado con todos los niveles y características que tenemos planeados. Tenemos unas cuantas ideas para diferentes proyectos futuros. Lo principal es seguir trabajando y sacando juegos.

M: -Con Sergio aprendimos a trabajar bastante bien a distancia, y cuando terminamos la carrera dijimos de seguir este trabajo en equipo, tanto sea como un hobby como para algo más profesional.

 

Conocé a Sam Paws

JUEGO UNO

El mundo de los videojuegos desde una perspectiva de género

– ¿En la Tecnicatura hay una equidad de género en cuanto a estudiantes y docentes?

Mercedes: -La verdad que nunca sentí una inequidad de parte de alguien. Tanto los profesores como mis compañeros siempre me consideraron como una alumna más, no hicieron preferencias, ni me dejaron de lado. Siempre estuvimos todos en igualdad de condiciones. Nunca sentí que se dirijan a mi diciendo “dejá, son cosas para hombres” o “yo lo hago mejor porque soy hombre”, tampoco me puse en una postura de querer resaltar o recalcar la diferencia por ser mujer imponiendo mis puntos de vista. Mis opiniones valieron tanto como las del resto, siempre el respeto fue mutuo.

A veces se comentaba, no sólo en la carrera, que era “raro” ver a una mujer estudiando esto, pero que les parecía excelente que cada vez más nos animemos a salir de la frase “eso es sólo para nenes”.

 

¿Observaste algún cambio en cuanto al aumento de una participación de mujeres en el ámbito de la carrera como así también en la creación de videojuegos en general?

M: -Supe que empezaron mujeres también en la carrera pero que iban dejando porque no les llamaba la atención la programación y querían algo más relacionado al diseño gráfico. Actualmente no estoy en conocimiento si hay alguna chica cursando la carrera.

Para mí una de las determinaciones del por qué terminar esta carrera fue decir “si puedo hacer esto, las mujeres también pueden hacerlo”, el abrir el paso en una pequeña cosa para que más mujeres se animen y empezar a demostrar que el mundo es igual para todos. Esto parte de cada uno, de los hombres entendiendo que podemos hacer y de las mujeres haciendo.

– ¿Tenés alguna referente?

M: -En 1815 nace Ada Lovelace, la que escribió el primer algoritmo destinado a ser procesado por una máquina. Ella fue la primera programadora y para esos años la igualdad de género recién empezaba a surgir. Si ella siendo mujer en esa época pudo marcar un antes y un después, en el 2019 no debería ser un impedimento, hay que proponérselo.

  • Una de las determinaciones del por qué terminar esta carrera fue decir si puedo hacer esto, las mujeres también pueden hacerlo, el abrir el paso en una pequeña cosa para que más mujeres se animen.
    Mercedes Modenesi
    Mercedes ModenesiTécnica en Diseño y Programación de Videojuegos | FICH
Centro Multimedial de Educación a Distancia Facundo Zuviría 3563 S3000FQQ Santa Fe, Argentina

1 Comentario

  1. Martin 4 semanas hace

    Alguien sabria decirme cuando comienzan las inscripciones?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>