Cuestionarios: una actividad para dar forma a la estrategia de evaluación

La palabra “actividad” permite hablar no sólo de los tradicionales ejercicios didácticos propuestos en clases para que los alumnos desarrollen sus conocimientos y habilidades, sino también de propuestas con mejorados o nuevos formatos que ofrecen interesantes herramientas que pueden emplearse para enseñar y aprender en el marco de la virtualización de las propuestas de educación presencial.

Este contexto es en el que trabajamos hoy, desarrollando nuestras clases a distancia, por esto el concepto de actividad refiere a que los alumnos tengan oportunidades de interactuar con el contenido y tener experiencias de aprendizaje utilizando primordialmente las tecnologías digitales en un entorno virtual, para lo cual se presenta aquí una aplicación que brinda la plataforma Moodle para trabajar la evaluación de los aprendizajes en el marco de la estrategia didáctica

Tipo de propuesta

El Cuestionario es una actividad que permite al docente realizar ejercicios de preguntas con corrección automática y también de desarrollo. Las opciones de configuración son múltiples y se pueden adaptar fácilmente a las necesidades de la cátedra. Para su creación podemos considerar dos etapas, una es la configuración de la actividad y la otra la creación del banco de preguntas relacionadas al tema que se trabaje en la evaluación.


⇒ Accedé desde el micrositio Docencia Virtual a mayor información y tutoriales 

Posibilidades de edición

Existen muchas posibilidades para que el cuestionario se adapte a nuestros intereses educativos y pedagógicos al momento de decidir qué tipo de ejercicio nos interesa o pensar qué necesitamos. No es una forma de aprendizaje pasiva, en donde el estudiante es un receptor de información, es muy eficaz para autoevaluaciones del tipo controles de lectura, o para diseñar dispositivos de evaluación para grandes grupos

Además ofrece amplias posibilidades de configuración: se puede establecer un tiempo de realización, se puede elegir una determinada manera para mostrar las preguntas, es importante para agruparlas en tema, el alumno puede recibir retroalimentación por cada pregunta o por el cuestionario completo, se pueden programar las devoluciones en relación a la respuesta que realiza el alumno, puntualizadas o de forma global para el cuestionario, se pueden sumar conceptos a los porcentajes de respuestas,

Testimonio de experiencia: Entrevista a Marcela Martín

Marcela es docente de la cátedra Comercialización en la Facultad de Ciencias Económicas en las carreras de Contador Público y Licenciatura en Administración,  también se desempeña como Secretaria de Posgrado de esa facultad.  A partir del uso del Cuestionario, comparte aquí la manera en la que su equipo docente ha utilizado esta actividad educativa y cómo ha resultado su aplicación en esta etapa de virtualización de las carreras presenciales.


¿Qué aspectos destacarías de la actividad Cuestionario?

El recurso brinda muchas posibilidades y seguramente puede ser explotado aún más. En el caso de mi equipo ha sido muy útil para hacer seguimientos, de los alumnos y de nuestra tarea docente. Permite indagar la evolución de los aprendizajes principalmente con el material teórico. Consideramos que tiene muchas ventajas porque se puede parametrizar de diferentes maneras en relación a lo que busquemos pedagógicamente.

Permite establecer preguntas por unidades temáticas, con determinada ponderación y peso, pueden ser presentadas al alumno de manera aleatoria, esto permite que entre pares no puedan ir compartiendo las alternativas de respuesta ya que el cuestionario se le revela a cada uno de manera diferente

¿Cómo funcionan las diferentes configuraciones en tu experiencia?

El cuestionario de autocorrección por ejemplo tiene preguntas de opción múltiple, automáticamente genera una devolución. Esto permite al alumno ir de manera dinámica autoevaluando sus aprendizajes; es algo que lleva un tiempo más de confección para la cátedra, pero resulta absolutamente provechoso para la evaluación de los procesos de enseñanza.

En nuestro caso todo esto resulta particularmente interesante ya que consideramos que nuestra materia es de evaluación continua y promocional. Vamos de manera periódica evaluando avances en los aprendizajes.

¿Podés mencionar otro tipo de configuración que consideres atractiva?

Hemos utilizado el Cuestionario para evaluar aprendizajes con preguntas abiertas.
Nos fue laboriosa la preparación del cuestionario ya que planificamos preguntas de desarrollo por unidades temáticas. Creamos una batería de preguntas para tener opciones en la asignación aleatoria de dichos interrogantes.

Es muy interesante la experiencia en este caso porque lo aplicamos a un parcial que ejecutamos de manera sincrónica. Rindieron casi 140 alumnos en el mismo momento. Fueron preguntas abiertas, de desarrollo, bajo una consigna previa que destacaba que el tiempo de realización iba a estar limitado. Esto sirvió para que los estudiantes no acudan a los materiales constantemente para responder o se consulten entre ellos.

Este diseño del cuestionario es absolutamente útil y aquí, el tiempo es un factor crítico porque los estudiantes iban a tener que prepararse para escribir y responder a un determinado ritmo. La actividad se desarrolló muy bien, el examen duró 90 minutos. En el momento del parcial generamos en la misma aula virtual un chat para consultas. Además, mientras los alumnos trabajaban en sus respuestas los docentes pudimos ver cómo iban, en qué preguntas se detenían, entre otras cuestiones, para así también detectar si tenían algún inconveniente.

¿Cómo se trabaja la corrección en esta configuración del Cuestionario?

La corrección es otra etapa interesante ya que este cuestionario no era de opción múltiple ni autocorregido. A partir del uso del recurso, la corrección se nos presentó como una simplificación de las formas que habitualmente acostumbramos.

Nos gusta trabajar en equipo, entonces también fue un aspecto positivo el hecho de que cualquier integrante pudiese ingresar a corregir y además ver las acciones de los colegas, esto permitió sumar en este plano de la corrección. Por otro lado el mismo formulario genera un excel para poder ir analizando las ponderaciones de las respuestas, sirve también para comparar las diferencias de puntajes entre los distintos alumnos.


¿Recomendarías el uso de cuestionario a colegas?

Hemos hecho un uso del cuestionario que fuimos optimizando, descubriendo nuevos usos y opciones. Es interesante pensar hacia adelante en este contexto de cambios y luego de aplicar estas herramientas, la posibilidad de no volver a los parciales en papel que generan un trabajo más engorroso por las fotocopias, el acarreo de papeles, las devoluciones, la caligrafía.

Conversamos con los alumnos y han quedado conformes por la organización y los aspectos contemplados. Por eso consideramos que para ellos también ha sido una experiencia satisfactoria. Trabajamos para darles todas las instrucciones previas al desarrollo de cada cuestionario para aclarar cuestiones como: ¿Qué pasa si se corta internet? ¿Qué pasa si salen y se cerraba el examen? Se hizo un chequeo técnico y armamos un instructivo con indicaciones, destaco que el sistema guarda las preguntas.

Entre los mismos docentes del equipo de cátedra hicimos una simulación del examen y vimos toda la potencialidad que tiene la herramienta y que los alumnos siempre van a poder trabajar tranquilos.

Centro Multimedial de Educación a Distancia Facundo Zuviría 3563 S3000FQQ Santa Fe, Argentina

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>